¿Qué ha conseguido el Procés? (III)

Cuando empecé a tratar el tema del movimiento independentista, allá por el 2012 en mi primer blog (este es el tercero), lo hice como neófito al que le llamaron la atención unos datos extraños de una encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió. No recuerdo cuál, pero esa fue la razón — fue un número (o las interpretaciones que se hacían del mismo) en una tabla del CEO lo que me convirtió en anti-procesista. Pero esa discrepancia, entre la realidad y el Relato, abrió la puerta a mucho más.

Continue reading “¿Qué ha conseguido el Procés? (III)”

Advertisements

¿Qué ha conseguido el Procés™? (II)

En Julio de 2014, en mi antiguo y extinto blog, escribí una entrada llamada ¿Dónde está la mayoría silenciosa? (más que callada está dormida) Lo escribí como un comentario a este artículo de Susana Beltrán, en el que ella lamentaba (22 de Junio, 2014)

Y créanme, tengo ganas de hablar de otras cosas, pero el proceso avanza y me está arrastrando, llevándose sutilmente mis derechos y libertades individuales en favor de un grupo llamado poble de Cataluña o país, según se mire. Me pregunto dónde está la supuesta mayoría silenciosa que no aparece cuando hay una llamada a las urnas amparada por el Estado de derecho, como las pasadas elecciones europeas.

Continue reading “¿Qué ha conseguido el Procés™? (II)”

Sad and Rabid Cachorros, Spanish Commentariat Edition.

Yesterday, the Spanish online newspaper Crónica Global published an opinion piece about, of all the things, the Sad-Rabid Puppies Saga. It is an – interesting article, to say the least. It’s what you’d expect, really, but I was shocked by its vitriol. Although I guess that’s inevitable because, being something written for an audience that has probably never heard about the SP-RPs, one can get away with being ramblingly vicious or not bothering to source your claims. Lack of opposition, I guess.

Continue reading “Sad and Rabid Cachorros, Spanish Commentariat Edition.”

“En desacuerdo conmigo = de derechas”

Si estás confuso por el caos terminológico de la Nueva Política y ya no sabes en qué lado estás o cuántos lados existen, presta atención a Lluís Lach y a Libération. Una persona normal puede dominar entre 25 000 o 35 000 palabras, pero realmente no necesitas tantas para describir la realidad social. Si alguien te molesta, irrita, o no te retuitea tus chistes, acúsale de crimen-mental (crimental?), versión Derechoso.

Continue reading ““En desacuerdo conmigo = de derechas””